Alfredo_Castillo.gif


Alfredo Castillo cruzó la frontera dos veces! Wow! Vino con cuatro amigos. La primera vez que cruzó tenía 25 años. Él cruzó la frontera para sacar adelante a sus hijos. Vino caminando y un coyote lo ayudó. Él dice que el coyote los dejó en el medio del desierto. Se quedó ahí para que la migra lo regresara porque no sabía donde estaba.

Los hijos de Alfredo están en México y los extraña. Se sintió muy triste porque se iba muy lejos de sus hijos y no sabía cuando los iba a volver a ver. Pero, aunque fue de noche, no tenía miedo. Caminaron tres noches!

La primera vez que vino a los Estados Unidos, no hablaba nada de ingles, pero la segunda vez ya hablaba un 15% o 20%. Dice que fue fácil encontrar trabajo porque ya era la segunda vez cruzando la frontera. Fue un poco complicado aprender el inglés, pero en su trabajo trabajaba con personas que hablaban ingles y eso lo ayudó a mejorarlo.

Además de querer apoyar a sus hijos, él quiso venir a los Estados Unidos para ayudar a sus padres. Ahora se siente muy contento porque tiene la oportunidad de ayudar a su familia. Ésta es la historia de Alfredo Castillo.

Lee la entrevista con Alfredo Castillo